Manipulación Fascial Stecco©

Manipulación Fascial©. 

Una reseña de la Metodología.

La Manipulación de la Fascia es un método de valoración y tratamiento complementario con otros aspectos de la Kinesiología. No sustituye ninguno, sino que los potencia. La metodología nace en los años 80 gracias a los estudios anatómicos y a la práctica clínica del fisioterapeuta italiano Luigi Stecco, que le permitieron constatar las características de las distintas fascias, las conexiones existentes entre ellas1, y cómo el tejido conectivo relaciona entre sí fibras pertenecientes a músculos distintos. De esta manera definió 6 unidades miofasciales (UMF) fundamentales para cada segmento corporal, una para cada dirección de los tres planos del espacio. Cada UMF está formada por fibras musculares unidireccionales, monoarticulares o biarticulares, y la articulación que mueven en una dirección del espacio, unidas y coordinadas por la fascia profunda y los receptores que hay en ella. Las fibras musculares y el tejido conectivo están en permanente relación2. Cuando un músculo se contrae, parte de la fuerza que genera se transmite hacia la palanca ósea, accionando el movimiento, y otra parte se dirige vía miofascial por el tejido conectivo3, a través de las distintas capas de fascia y entre músculos adyacentes4,5. Así se optimiza la coordinación del movimiento y se minimiza el gasto de contracción muscular 6 . Los receptores y las terminaciones nerviosas libres presentes en este tejido están preparados para percibir cualquier variación de tensión, aportando información sobre la dirección, velocidad, amplitud, etc, del movimiento realizado7,8. Si existe una alteración en la fascia profunda, como sucede en un síndrome por sobreuso, en un trauma o cirugía9, puede modificarse la arquitectura muscular10 y cambiar sus propiedades mecánicas, alterándose estas señales o inputs11 enviados por los receptores y nociceptores. Se realiza entonces una mala gestión de las fibras musculares implicadas en un movimiento, lo que se traduce en un gesto articular no fisiológico, engendrando posiblemente nocicepción, limitación articular o pérdida de fuerza. Un tratamiento de Manipulación de la Fascia© comienza por una recogida de datos en la que el terapeuta pregunta al paciente cuáles son las zonas sintomáticas y, sobre todo, qué tipo de movimientos (es decir, qué direcciones del espacio) desencadenan los problemas. A partir de estos datos se pueden formular varias hipótesis, que deberán ser confrontadas en una valoración motora funcional y, posteriormente, en otra valoración palpatoria más precisa. Una vez localizadas las alteraciones estructurales y de movilidad de la fascia en unas zonas concretas (centros de coordinación del movimiento, CC), se lleva a cabo el tratamiento estructural del tejido conectivo denso con una maniobra de fricción profunda y presión que generará calor, modificando la consistencia de la matriz extracelular de la fascia. Se necesitan de 2 a 10 minutos de manipulación, con un tiempo promedio de 3’14 minutos, dependiendo del grado de cronicidad de la fibrosis fascial12. Finalmente, se deben repetir las valoraciones realizadas para verificar la efectividad del tratamiento y la nueva toma de decisiones.

1 Stecco C, Porzionato A, Lancerotto L, Stecco A, Macchi V, Day JA, De Caro R. Histological study of the deep fasciae of the limbs. J Bodyw Mov Ther. 2008 Jul;12(3):225-30.
2 Barker PJ, Briggs CA, Bogeski G. Tensile transmission across the lumbar fasciae in unembalmed cadavers: effects of tension to various muscular attachments. Spine. 2004; 29 (2):129-38.

3 Huijing PA, Jaspers RT. Adaptation of muscle size and myofascial force transmission: a review and some new experimental results. Scand J Med Sci Sports. 2005; 15:349–80.
4 L. Stecco, C. Stecco. Manipulación Fascial. Parte Práctica. Editorial: AMOLCA. Caracas -
Venezuela. 2011.

5 Maas H, Sandercock TG. Force Transmission between Synergistic Skeletal Muscles through Connective Tissue Linkages. Hindawi Publishing Corporation Journal of Biomedicine and Biotechnology. Volume 2010. Article ID 575672. doi:10.1155/2010/575672.

6 Huijing PA, Baan GA. Myofascial Force Transmission via Extramuscular Pathways Occurs between Antagonistic Muscles. Cells Tissues Organs. 2008;188:400–414. DOI: 10.1159/000118097.
7 Stecco C, Gagey O, Belloni A, Pozzuoli A, Porzionato A, Macchi V, Aldegheri R, De Caroc R, Delmas V. Anatomy of the deep fascia of the upper limb. Second part: study of innervation. Morphologie. 2007; 91: 38– 43.
8 Stilwell D. Regional variations in the innervation of deep fasciae and aponeuroses. Anat Rec. 1957;23:94– 104.
9 Stecco C, Porzionato A, Macchi V, Tiengo C, Parenti A, Aldegheri R, Delmas V, De Caro. A histological study of the deep fascia of the upper limb. It J Anat Embryol. Vol. 2006; 111: 2.
10 Lieber RL. Functional and clinical significance of skeletal muscle architecture. Muscle Nerve 2000; 23: 1647–66.
11 Day JA, Stecco C, Stecco A. Application of Fascial Manipulation technique in chronic shoulder pain. Anatomical basis and clinical implications. J Bodyw Mov Ther. 2009. Apr;13(2):128-35.

12 Borgini E, Stecco A, Day JA, Stecco C. How much time is required to modify a fascial fibrosis? J Bodyw Mov Ther. 2010; 14: 318-25.


Cursos en Colombia


Para mayor información sigue el link a la página oficial